Paranoid - Black Sabbath




En este 'Paranoid' Black Sabbath se definió como lo que eran, y han sido, durante todos los años que han pasado desde aquel maravilloso 1970 que tantos discos excelentes nos dejó. Y es que si en tu segundo disco (tras haber grabado un disco que asentaa las bases del doom y el heavy metal) eres capaz de empezar con una canción como 'War Pigs' es que eres un completo genio. Y eso les pasaba a estos chavales con poco más de veinte años que solo con una canción ya te mandan un mensaje directo y claro, no vas a escuchar nunca nada parecido. Un disco así hecho en ese año es como ver un avión en el siglo XIV. Por esta razón, a la hora de publicarse el disco obtuvo muy malas críticas por parte de la prensa especializada, no así por el público, que lo convirtió en nº1 de venta en Reino Unido durante semanas. Totalmente impensable y perfecto en ejecución, si a esto le sumas que el disco, tras esta grandísima canción el disco contínua con Paranoid la cosa no hace sino mejorar. Un clásico del heavy metal con un riff pegadizo y directo y un Ozzy muy inspirado a la voz.

 Pero claro, el disco no puede bajar el nivel, porque sus músicos no lo permitirían y sigue con 'Planet Caravan', una balada con una percusión que hipnotiza (sin hablar de la voz de Ozzy) y una guitarra totalmente preciosa.

Y después de un descanso tan relajado viene 'Iron Man' para destrozarnos la cabeza con esa guitarra de Iommi que no tiene comparación, como tampoco la tiene, mucho menos, el solo que se marca este excepcional guitarrista al final de esta canción, con segundas voces de guitarra incluidas y una batería acompañante maravillosa.

Con la siguiente canción vemos porque se dice que Black Sabbath son los padres del doom metal (además del heavy) ya que tanto la guitarra, la batería a ritmo mortuorio, la voz de ozzy e incluso el título de la canción 'Electric Wizard' inspirarán a miles de grupos de esta corriente. Así como la canción que sigue, 'Hand of Doom' que tiene el título para dar nombre a toda una corriente de metal. Esta canción sigue con el nivel del disco en varias partes diferenciadas: empieza como un blues melancólico electrizado (que tiene varias tomas dentro de la misma) y luego un hard-rock oscurizado con un estilo muy personal. Magnífico.

'Rat Salat' es una canción instrumental donde sobre todo, Bill Ward demuestra sus habilidades tras los tambores. Para un batería como yo es una gozada escuchar un tema así, el 'Moby Dick' de Black Sabbath.

Por último 'Faires wear Boots' es casi instrumental y cada instrumentista demuestra su valía en esta canción y os aseguro que no tiene precio. Para escucharla varias veces, eso sí.

Este disco solo por su riqueza y valía histórica merece la nota que le he puesto, pero es que las canciones que contiene se ganan solas esta puntuación, recomendable 100%.

Miembros:
Ozzy Osbourne - Voz
Bill Ward - Batería
Tony Iommi - Guitarra
Geezer Butler - Bajo


0 comments:

Publicar un comentario